REFLEXIÓN PERSONAL

  Hola me llamo Laura y voy a contaros como es mi punto de vista hacia las personas mayores

 A mí me encanta estar con las personas mayores porque te hacen mucha compañía y te dan muchísimos consejos. Sobre todo las respeto.

      Cuando estoy con una persona mayor aprendo mucho sobre las cosas que pasaban antiguamente , lecciones de la vida , cosas que debes mejorar , etc . Añoro mucho a mi abuela Carmen , ella falleció y dejó un gran vacío en mí . La mayoría de personas mayores viven con sus familias , pero cada vez más se van a las residencias por temas familiares  “trabajo”, ya que estas personas necesitan un cuidado más específico . Pienso que las personas mayores del tercer mundo están muy mal cuidadas ya que nos olvidamos de ellas .

 Yo en estos momentos no convivo con ninguna persona mayor , pero si hace falta ayuda en el mundo siempre voy hacer todo lo posible para que esas personas estén bien .

 Nunca hay que olvidarlas y siempre hay que quererlas .

 Laura Castaño Monis, 1º ESO C

 

REFLEXIÓN PERSONAL

Normalmente suelo tener una buena relación con las personas mayores, ya que creo que se merecen un respeto por todo lo que han vivido, a veces en situaciones muy adversas y complejas. Esto no significa que me sienta cómodo con todas ellas, me gusta estar con mis abuelos y con las personas mayores con las que tengo confianza, pero no me resulta cómodo estar con personas mayores desconocidas. De las personas mayores podemos aprender muchas cosas,entre ellas: los mensajes de las anécdotas, refranes, como reaccionar ante distintas situaciones etc. Añoro a mi difunto abuelo.

     En mi entorno, la situación de las personas mayores es muy buena, son queridas por su familia y no están abandonadas, sin embargo, en el mundo hay algunas que no tienen casa y están abandonadas, otras que si tienen, etc. En mi caso, actualmente no convivo con ninguna persona mayor.

    La conclusión final que podemos sacar en mi opinión es que debemos respetar a las personas mayores, ya que han vivido mucho y podemos aprender mucho de ellos, debido en gran parte a su experiencia.

                                                           Germán García Avilés, 1º ESO C

REFLEXIÓN PERSONAL

Me gusta estar con los mayores y  hacer las tareas (la compra, limpiar...).Los respeto como a cualquiera persona sea bebé, adolescente o adulto .A la persona mayor que más añoro es a mi abuela que vive al lado de mi casa . Cada vez que veo a una persona mayor la ayudo .Mi abuela es mayor y yo le ayudo en todo lo que puedo .En el mundo las personas tienen que ayudar a los mayores .

 

También me gusta estar con los mayores que estén en silla de rueda o que no se puedan mover .

 

David Luna Segura, 1º ESO C

 

REFLEXIÓN PERSONAL

A mí sí me gustan las personas mayores y yo las respeto porque hay que pensar todo lo que han vivido y puedes aprender de ellos. A mí me gustaría estar con todos ellos, sobretodo con mi abuelo Eustaquio,

mi abuela Fidela y mi abuela Manuela que me ayudarían y me apoyarían si me pasase algo. Por ejemplo, mi abuelo Eustaquio me contaría sus divertidas anécdotas, mi abuela Fidela que me prepararía unas deliciosas comidas y mi abuela Manuela me ayudaría en mis problemas. Yo creo que mis abuelos están bien y para que eso ocurra siempre todos los años voy y arreglo sus tumbas. Convivo con vecinos mayores y siempre que les

puedo ayudar lo hago.

Finalmente, creo que las personas mayores son admirables (algunas) y si te piden ayuda, ayúdalos. Si tienes abuelos, cuídalos como nadie, porque no sabes cuando se pueden ir. Le tienes que agradecer todo lo

que hacen y han hechos por ti.   

 ¡¡CUÍDALOS!!

David Arenas

ENTREVISTA A MI ABUELO PEPE

P: ¿Cómo te llamas?

R: José Guzmán Pineda.

P: ¿Dónde naciste?

R: En Villanueva del Ariscal, (Sevilla).

P: ¿Qué día naciste?

R: El 18 de enero de 1948

P: ¿Con cuántos años te fuiste a trabajar?

R: Con once años

P: ¿Dónde trabajabas?

R: En el campo

P: ¿Cuántas hora?

R: Ocho horas

P: ¿A qué jugabas?

R:A la piola, al trompo, a las cajillas, al esconder, etc.

P: ¿Dónde hiciste el servicio militar?

R: En San Fernando, (Cadiz)

P: ¿A qué te dedicabas?

R: A la construcción

P: ¿Cuántos hijos tienes?

R: Tengo tres, Jose Manuel, Rocío y Eva

Bueno pues ahora voy a opinar lo pienso sobre las personas mayores de mi entorno y el mundo.

Me encanta cuando estoy con ellos y me cuentan historias sobre alguna leyenda o mito.

Siempre intento respetar a las personas mayores, dado que son mayores que yo y para que no piensen mal de mí.

Intento aprender lo más que pueda: trucos en la vida, a ser apañado, etc.

A mis abuelos, sobre todo a mi abuelo paterno, que es el que me cuida.

Pero, algunas, ya no están presentes con nosotros, añoramos a ese abuelo o abuela que se nos va y deseamos estar con él tan solo un minuto.

En algunos países, como los de Asia, hay personas que viven más porque se cuidan, y otras en el mundo que se van, ya sea porque han fallecido o se han tenido que vivir lejos de ti.

Con mi abuelo y abuela paterna. Todas las noches de domingo a jueves duermo en su casa, porque mis padres se van a trabajar. Mi abuelo paterno es el que más nos cuida, porque el no pudo disfrutar con su hijo cuando era chico, por temas de trabajo, y es así como nos quiere tanto, como si fuéramos sus hijos.

Y hasta aquí mi opinión sobre las personas mayores.

 Abel Guzmán Castellano   1º ESO C

LA VIDA SECRETA DE…

                                                      JESÚS MESA DÍAZ

                                                 25-12-1940/ 19-04-2014    

 

        Mi abuelo nació en Madrid el 25 de Diciembre de 1940, su padre se llamaba Sergio y era extremeño y su madre Baldomera, nació en Real de la Jara, Sevilla.

        Era el segundo  de cuatro hermanos y su infancia se desarrolló en dos lugares, en Madrid hasta los seis años, tiempos que fueron muy duros, porque estaba recién terminada la Guerra Civil y no había demasiadas cosas para comer. En esa época utilizaban las cartillas de racionamiento que servían para recoger alimentos y poder comer. Se iba con sus hermanos a recoger carbón y leña de las obras para calentarse en su casa. Su espacio de juego eran las ruinas de la guerra y utilizaban los huesos de los melocotones para usarlos como canicas.

       No se podía desayunar porque no había mucha comida, ni pan y aprovechaban lo que tenían para comer al mediodía más. Después de los seis años, su madre enfermó de tuberculosis y al no poder atender a sus hijos, le mandó a él y a su hermana pequeña con unos tíos al Real de la Jara, viviendo allí durante dos o tres años, hasta que se recuperó su madre y pudieron reencontrarse.

       Empezó a trabajar muy joven y todo lo que ganabas lo aportaba a la casa. Sus comienzos fueron como “Ditero” ( iba vendiendo por las casas sábanas y todo tipo de objetos para poder sacar algo de dinero, repartía unos vales con los que la gente podía pagar a plazos esos objetos).

        Su padre fue guardia de asalto del bando republicano, lo que le supuso muchas dificultades en la postguerra, siendo perseguido y encarcelado y por lo que tuvieron que ocultarse en numerosas ocasiones.

       En esa época el acceso al colegio era complicado, pero consiguió terminar los estudios básicos. Durante su juventud trabajó en varios lugares, empezó de mensajero, repartiendo telegramas y luego pasó a trabajar en Telefónica, donde se encargaba de la sección de copistería. Durante mucho tiempo alternó este trabajo con otro en un taller de marroquinería, haciendo bolsos y otros objetos de piel.

       En 1964 se casó con Concepción la que fue su mujer hasta 1989, año en el que falleció después de una larga enfermedad. Vivieron en Madrid y juntos tuvieron dos hijos, mi tía Mª Paz y mi padre Jesús.

       Le gustaba el deporte en general, pero los que más le gustaban era el fútbol y el tenis, los cuales practicó durante muchos años. Además de esto, tenía como hobby jugar al mus con sus amigos.

       Se prejubiló a los 58 años y pudo disfrutar de su jubilación viajando y descansando.

        En el año 2000 se vino a vivir a Sevilla, al pueblo de Umbrete junto con su pareja.

        En febrero de 2014 se le detectó un cáncer de pulmón, provocado por su costumbre de fumar, lo que llevó a que falleciera con 73 años el 19 de septiembre de ese mismo año.

        Esta es la biografía de mi abuelo y he averiguado un montón de cosas sobre él, aunque a él es al que necesito cerca de mí, se le echa mucho de menos. No me creo que lleve ya cuatro años sin ti, me siento rara sin tí, ojalá estuvieses aquí conmigo.

Te echo de menos ABUELO.