Desde el IES Lucus Solis vamos cerrando un curso escolar atípico, probablemente el más diferente a lo largo de nuestra historia. Ha sido un año difícil, en el que nos ha tocado enfrentarnos a algo para lo que nadie estaba preparado, como una pandemia; a una forma de enseñanza, la telemática, que para nada es la que preferimos y en la que confiamos y a una serie de retos que hemos asumido con toda la responsabilidad y profesionalidad de la que somos capaces.
Ahora es momento de descansar y coger fuerzas para lo que se avecina. Un nuevo curso, a priori también diferente, pero igual de ilusionante que todos. No vamos a permitir que nada se interponga en nuestra tarea de docentes y desempeñaremos nuestro trabajo con la misma energía que hasta ahora.
Es por ello, por lo que todo sigue marchando  y hemos querido aferrarnos a la "antigua normalidad", adaptándola a la "nueva", acometiendo una serie de mejoras de cara al curso próximo.
 
Así, hemos continuado con la sustitución de las ventanas de algunas aulas, por unas nuevas de climalit, para garantizar el aislamiento acústico y térmico y vamos a proceder al aprovechamiento de un espacio en el edificio Guadiamar, para convertirlo en una pequeña aula de apoyo. Igualmente, se ha presentado como actuación prioritaria en Consejería,  dentro del marco del Fondo de Inversiones 2020, el cerramiento de un espacio en el edificio Aljarafe y su reconversión en otra aula. La falta de espacios viene siendo un problema en nuestro centro en los últimos años y se hace imprescindible abordarlo actualmente, por las medidas de seguridad ante la Covid-19, aunque así y todo siguen siendo insuficientes.
Por otra parte, se ha procedido a la reconversión del baño de profesoras del edificio Guadiamar en un baño adaptado, hasta ahora inexistente en ese edificio. Además, el centro ha asumido la instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico en todas las aulas, así como la colocación de dispensadores de jabón y papel secamanos en todos los aseos de ambos edificios.
Todas estas actuaciones han supuesto una inversión importante tanto en el reacondicionamiento de espacios, como en las medidas para la higiene y desinfección.
De otro lado, hemos recibido como dotación de la Consejería una pizarra digital interactiva 4K, que se ha colocado en un aula de la ESO, del edificio Aljarafe.
Con esta serie de mejoras esperamos que, de incorporarnos presencialmente, la vuelta sea lo más "natural" y segura posible, por el bien de todos.
En este sentido, desde el IES Lucus Solis nos hemos sumado a los diferentes comunicados en relación a la incorporación a las clases, según las medidas planteadas por el Protocolo Covid.
Se ha manifestado de forma individual, a nivel de centro, y a través de las diferentes Asociaciones de Directores de centros educativos,nuestra disconformidad con las medidas propuestas, ya que no garantizan una vuelta segura. Como ejemplo, con una ratio tan elevada y un número de espacios tan limitado es inviable respetar la distancia mínima de seguridad de 1,5 m; imposibilidad de flexibilizar horarios con la estructura organizativa de que disponemos, etc.
Aún así, confiamos en que todo se vaya desarrollando con "normalidad" y nos den una respuesta favorable.
¡Feliz verano!